Menú Cesta
NUESTRA HISTORIA

Conoce a nuestra fundadora

Hace más de 13 años Lesley Pennington, fundadora de Bemz, adoptó el soñado estilo de vida sueco y se compró una casa de verano junto al mar. El resto es historia de Bemz…

summerhouse-lesley-bemz.jpg

Una idea sencilla

Lesley, de origen canadiense y recién llegada a Estocolmo, tenía muchas ganas de adoptar el estilo de vida sueco y encontrar su cabaña junto al mar. Cuando llegó el momento de decorar su nueva residencia fue a IKEA y compró un sofá Tomelilla blanco. Ese sofá le dio una idea tan genial y tan obvia a la vez que no podía a creer que no se le hubiera ocurrido a nadie todavía: ofrecer fundas personalizadas para cubrir los sofás IKEA. Se dio cuenta de que querer fundas a medida para cubrir los muebles que IKEA producía en masa tenía que ver con la expresión de nuestra personalidad. Comprendió que había una necesidad de individualizar el aspecto de los muebles IKEA para reflejar nuestro propio estilo. Además, estaba plenamente convencida del impacto medioambiental positivo del reciclaje y la recuperación de innumerables sofás IKEA. Una funda nueva prolongaría la vida del sofá IKEA en perfectas condiciones y ya no sería necesario de tirarlo porque la tela se dañara o porque su aspecto pasara de moda.  

Summerhouse-lesley-chair-bemz.jpg

Todo comenzó con este sofá

«Fue fácil encontrar un sofá IKEA para decorar nuestra casa de verano, pero lo que yo deseaba era darle mi toque personal. Comencé a buscar fundas para personalizar mi sofá, pero me di cuenta de que no había. La necesidad es la madre de la creatividad y fue así como nació el modelo de negocio de Bemz. Desde entonces he comprendido que todos queremos elegir diseños personales, pero a la vez, queremos ser respetuosos con el medio ambiente. Esa es la esencia de Bemz: brindar las herramientas para que nuestros clientes puedan realizar elecciones de diseño personales según su estilo y valores personales».

ikea-ektorp-3seater-unbleached-bemz.jpg

«He comprendido que todos queremos elegir diseños personales, pero a la vez, queremos ser respetuosos con el medio ambiente», Lesley

La historia continua…

Hace ya más de una década que Bemz se dedica a fabricar bellísimas fundas de diseñador para sofás y sillas IKEA. En nuestra tienda encontrarás además fundas para cojín, accesorios para el dormitorio, cortinas hechas a medida y mucho más. Nuestros productos son cada vez más populares gracias a que Bemz trabaja en equipo contigo. ¿El resultado? Una pieza de única que tú también has diseñado; una mezcla de tu mueble IKEA favorito y nuestras telas de alta gama. Cada diseño se confecciona cuando se pide, se trata de una decisión consciente para fabricar bajo pedido y reducir los desperdicios. Hemos lanzado una línea de telas de algodón reciclado y nuestro objetivo es permanecer fieles a nuestro concepto básico: reutilizar mediante la renovación del aspecto mueble en lugar de desecharlo y comprar uno nuevo.

lesley-pennington-owner-bemz.jpg

Lesley

Empresaria, madre, apasionada de los textiles y las texturas, la fundadora de Bemz es una pionera y se ha convertido en una de las historias de éxito favoritas en el mundo empresarial escandinavo. Enamorada de las artes plásticas y el diseño, sus dos fuentes principales de inspiración, la historia de Lesley es excepcional. Se graduó en Bellas Artes e Historia del Arte por la Universidad de Toronto y comenzó a trabajar como diseñadora gráfica. Más tarde trabajó para Apple en Silicon Valley y después trabajó en varias start-ups  de éxito de Estocolmo. Su experiencia y aptitudes características fueron claves en la fundación de Bemz. Gracias a su auténtico interés por la producción ética y sostenible, y la colaboración con el cliente en la creación de los diseños, Lesley ha logrado crear una empresa con una finalidad. Todas las decisiones que se toman en Bemz persiguen ese propósito más amplio; ser más respetuosos con el medio ambiente y ser mejores ciudadanos del mundo son dos aspectos de vital importancia para la empresa. En Bemz reutilizar y reciclar no son palabras clichés, sino un elegante estilo de vida.